Buzios

Atracciones turísticas de Buzios, la península del “charme”

Sitios turísticos de Buzios

En 1964, la modelo francesa Brigitte Bardot revelaba al mundo su nuevo amor: Armação do Buzios, una pequeña aldea de pescadores en una exuberante península atlántica, a apenas dos horas de Rio de Janeiro. Bardot llegó de la mano de Bob Zagury, su novio brasileño de entonces, buscando intimidad. La consecuencia era previsible: en pocos años, ese paraíso casi desértico se convirtió en uno de los balnearios más top de Brasil, la “Saint-Tropez brasilera”, refugio del jet set y de enamorados de todo el mundo.

Pese a su gran desarrollo turístico, Buzios no ha perdido ese carácter rústico de sus orígenes. He aquí su principal encanto. Por decreto de ley, las construcciones no pueden superar los dos pisos de altura, por lo que en lugar de grandes condominios hoteleros, hay pequeñas y adorables posadas de típica arquitectura buziana que se integran a la perfección con el paisaje. El charme de Buzios está, justamente, en esa mezcla exacta entre sencillez y sofisticación, lujo y distensión, naturaleza agreste y confort, descanso y diversión.

Atracciones de Buzios: qué ver y qué hacer en la Península

1.    Playa, playa y más playa: La geografía ha bendecido a Buzios con más de veinte playas bien diferentes, con atractivos para todo gusto. Cristalinas, tibias, rodeadas de verde: las playas buzianas son verdaderos paraísos terrestres (y acuáticos), ideales tanto para relajarse en una reposera como para hacer toda clase de deportes. Hay playas animadas con bares y posadas, y otras más escondidas solo accesibles a pie. João Fernándes, Geribá, Ferradura, Armação, Ossos, Praia do Canto y Azeda son algunas de las más famosas. Conoce todas las playas de Buzios, una por una

2.    Rua das Pedras: Pocas calles en el mundo tienen tanto estilo y encanto como esta famosa calle del centro de Buzios. Cubierta de adoquines, la peatonal es el punto de encuentro por excelencia, donde turistas, artistas y locales se dan cita en un panorama bohemio, ecléctico y distendido. Los mejores bares, restaurantes, galerías y boutiques de Buzios están sobre la Rua das Pedras, continuación de la Avenida Santos Dumont. Si durante el día caminarla es una belleza, durante la noche es su momento de mayor sofisticación, ya que allí se viven las veladas más místicas, chic y vibrantes del balneario.

3.    Orla Bardot: La fama de Buzios le debe mucho a la estrella francesa, y la homenajea no solo con el nombre de su costanera, sino también con una estatua a escala real ubicada en un banco frente a la Praia do Canto, obra de Christina Morra. Los turistas pueden mirar el mar y sus barcos junto  Brigitte y hasta sentarse en su falda para fotografiarse. El paseo de la Orla Bardot va desde la playa de Armação hasta la playa do Canto. Otra imagen representativa de la Orla son las pintorescas estatuas de los pescadores.

4.    Plaza Santos Dumont: Es uno de los puntos neurálgicos de Buzios, entre la Orla Bardot y la Rua das Pedras. Allí se instala una colorida feria artesanal con creaciones típicas de la región, desde cerámicas hasta joyas de oro. También hay varios locales: info turística, alquiler de buggys, cafés, albergues… A la noche, la Plaza se viste de gala en el  Gran Cine Bardot y el Jazz Club.

5.    Isla do Caboclo: Islote de rocas y vegetación, a solo 200 metros de la Playa do Canto. Considerada reserva ecológica, es una linda escala para paseos en barco, y un lugar obligado para los amantes de la pesca.

6.    Iglesia de Sant’Anna: Valioso testimonio de la historia buziana, construida en 1740. De gran belleza arquitectónica, se sitúa entre las playas Ossos y Armação, y ofrece desde su torre una vista fabulosa. Y como casi todo en Buzios, la capilla muestra su lado más cautivante a la noche, con una novedosa iluminación.

7.    Arquitectura típica en Praia dos Ossos: Otro de los rincones de Buzios para sumergirse en la historia. Además de su preciosa costa, Ossos atrae con sus calles llenas de tradición, donde casas antiguas de pescadores revelan a este punto como uno de los primeros poblados de la ciudad. Imperdibles las leyendas contadas por los lugareños.

8.    Rua Turibe de Farias: Paralela a Rua das Pedras, es una de las calles más animadas de Buzios, integrante de cualquier circuito de caminatas y compras por el centro. Tiene comercios diversificados, desde agencias de viaje hasta farmacias, además de restaurantes y bares.

9.    Reserva das Emerencias: Un paseo inexcusable para los aficionados al ecoturismo. La reserva se localiza en la Sierra das Emerencias, donde habita flora y fauna de la Mata Atlántica, incluyendo especies endémicas. Esta zona entre Buzios y Cabo Frío integra el sistema nacional de Áreas Protegidas. A pie o en bicileta, vale la pena conocer este trozo de naturaleza intacta.

10.    Reserva de Tauã: Área de riqueza ecológica, antropológica y geológica, donde el ecosistema pantanoso permite observar mariposas, aves y flores exóticas. Su reserva de bromelias y orquísdeas es incomparable. Solo se permite el ingreso de grupos reducidos, interesados y comprometidos con el medio ambiente.  También hay una casa de estancia del siglo XIX que fue reconstruida en la reserva con sus materiales originales. La Reserva de Tauã queda en la zona de Brejo da Malhada, en la frontera entre Buzios y Cabo Frío.

Conoce más sobre Buzios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede utilizar los siguientes tag y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>